Los gaviones nos proporcionan un sistema
de contención de taludes basado en el
elemento gavión, que es una caja prismática rectangular, de diferentes dimensiones, elaborada con enrejado metálico de mallas hexagonales de triple torsión, rellenos de
piedra de cantera, canto rodado o material adecuado próximo a la obra.

Este conjunto, gavión y piedra, nos permite ejecutar obras de contención y estabilización
de taludes, al conformar muros de
mampostería que actúan por gravedad, con adaptación a todo tipo de terrenos.


Las características de instalación de los
gaviones, y los materiales que lo componen, malla y piedra, nos facilita una actuación
en su ejecución rápida en cualquier situación.



Las propiedades de los muros de mampostería gavionada, drenaje, flexibilidad, adaptación al medio ambiente, instalación en cualquier situación, nos permite la realización de todo tipo de obras de contención .

      Mediante la aplicación de medios mecánicos y       mano de obra especializada, hemos       actualizado este sistema de construcción de       muros de mampostería, con antecedentes de       más de un siglo, y que es una de las       estructuras de mejor integración en el medio       ambiente.

      Todas las obras que realizamos en gaviones       cumplen con la normativa vigente , en este       apartado la norma UNE 36730 de marzo de       2006.